SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar es una patología que comienza en la adolescencia y se manifiesta con cambios de ánimo, que se alternan entre episodios de euforia o manía con cuadros depresivos. Esta patología es parte del grupo de los trastornos del ánimo.

Hasta un 3% de la población general tiene trastorno bipolar.  

Durante la fase depresiva se puede llegar a experimentar:

-        Tristeza.

-        Angustia.

-        Aumento o reducción de las horas de sueño.

-        Disminución de las ganas de hacer cosas.

-        Cansancio.

-        Cambios en el apetito.

-        Alteraciones de la concentración.

-        Sentimientos de culpa.

-        Ideas de muerte o suicidio.

Durante las fases de ánimo eufórico o fases maníacas se experimenta:

-        Ánimo elevado o irritable.

-        Sentimientos de grandiosidad.

-        Aumento de actividades y energía.

-        Disminución de la necesidad de dormir.

-        Incremento de conductas de riesgo.

-        Síntomas psicóticos (en casos más graves).

Factores genéticos: tiene un importante componente hereditario.

Factores ambientales: estos juegan un papel especialmente en el inicio de la enfermedad, como la exposición a alcohol o drogas y/o traumas psicológicos en la infancia.

El tratamiento consta de al menos tres pilares:

-        Tratamiento farmacológico: se recetan estabilizadores del ánimo para tratar episodios agudos y prevenir episodios posteriores. El episodio maníaco o depresivo debe tener un tratamiento más específico según los síntomas predominantes.

-        Psicoterapia: uno de los objetivos es que los pacientes no abandonen el tratamiento, y también que tengan herramientas para manejar el estrés y eviten situaciones que desencadenen un episodio.

-        Intervenciones de rehabilitación funcional: ayudan al paciente a sobrellevar las limitaciones de la enfermedad.