SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

Las mujeres también sufren infartos cardíacos, pero a mayor edad

Luego del climaterio, la disminución de estrógenos las expone más a enfermedades cardiovasculares.
04/11/2020

Un infarto del miocardio es la muerte o necrosis de una parte del músculo cardíaco debida a la oclusión de una arteria coronaria, lo que deja a ese segmento del corazón sin aporte de oxígeno, elemento esencial para su normal funcionamiento. Esto determina un deterioro de su función, lo que puede llevar a arritmias de alto riesgo y a la muerte. 

Pese a la creencia popular de que las mujeres no padecen de infartos del miocardio, estas sí los sufren, aunque en ellas esta enfermedad ocurre a una mayor edad que en los hombres, dado que, hasta el climaterio, los estrógenos (las hormonas femeninas) ejercen una influencia protectora y así retardan su presentación, efecto que se pierde cuando el nivel de esas hormonas decae.

Esta protección se debe, entre otros factores, a su efecto vasodilatador, a la reducción de la agregación de las plaquetas y a modificaciones benéficas del metabolismo de las grasas que impiden o retardan su depósito en la pared interna de las arterias.

“Los infartos del miocardio en mujeres, se asocian con una mortalidad mayor a la de los hombres. Pese a que ambos tenemos los mismos factores de riesgo de contraer esta enfermedad, en muchas ocasiones su presentación en la mujer es atípica, lo que puede retardar el correcto diagnóstico. Además, dado que en ellas la mortalidad ocurre en personas de mayor edad que podrían tener otras enfermedades concurrentes, el pronóstico es peor”, afirma el doctor Héctor Ducci, cardiólogo del Centro de Enfermedades Cardiovasculares de Clínica Universidad de los Andes.


El especialista agrega que el síntoma clásico de infarto cardíaco que suelen presentar los hombres es dolor tipo presión en el centro del pecho, que puede irradiarse al hombro o al brazo izquierdo y a la mandíbula. En cambio, las mujeres que acuden a un centro de salud con un infarto suelen consultar refiriendo molestias vagas en el pecho y en el abdomen alto, cansancio, falta de aire, náuseas, vómitos, sudoración y mareos. Todas estas molestias son inespecíficas y pueden ser interpretadas como secundarias a otras causas. 

Para prevenir un infarto y mejorar la calidad de vida es importante atenuar los factores de riesgo, que son:

“Es fundamental dejar de fumar, controlar la presión arterial, la glicemia (nivel de azúcar en la sangre) y el colesterol en forma regular, seguir una dieta sana, mantener un peso adecuado y hacer ejercicio”, recomienda el Dr. Ducci.


Noticias relacionadas

04/11/2020

¿Será un infarto cardíaco?

Reconocer a tiempo sus síntomas y acudir a un centro de salud, es vital para evitar mayor daño al corazón o la muerte.

Ver más
04/11/2020

El tabaco causa más infartos que problemas respiratorios

El 40% de la población chilena es fumadora, lo que nos posiciona como el país latinoamericano con mayor consumo de tabaco.

Ver más