SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

24 al 30 de abril: Semana Mundial de la Inmunización 2020

La vacuna es la principal herramienta sanitaria para evitar la propagación de muchas enfermedades.
04/11/2020
Semana Mundial de la Inmunizacion 2020_940 x 430 px

Son múltiples las patologías que se han podido controlar o disminuir a nivel mundial gracias a las vacunas, como sarampión, poliomelitis, coqueluche, hepatitis A y B, tuberculosis, parotiditis y tétanos. La inmunización es una de las intervenciones de salud más eficaces y de mejores resultados, ya que ha salvado la vida de millones de niños y adultos.

Sin embargo, en muchos países todavía no se logra el nivel de inmunización esperado. Es así como, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, sigue habiendo cerca de 20 millones de niños que no reciben las vacunas necesarias, exponiéndose a sufrir enfermedades que pueden ser mortales o dejar graves secuelas.

Un ejemplo de esto, aseguran, son los brotes que han ocurrido en los últimos años de sarampión, difteria y tos ferina, patologías prevenibles mediante vacunación. Aunque las mejoras de la higiene, el saneamiento y la salubridad del agua ayudan a proteger de enfermedades infecciosas, muchas pueden propagarse independientemente de lo aseados que seamos. Sin inmunización, patologías que se han vuelto raras, como la tos ferina, poliomielitis o sarampión, pueden reaparecer rápidamente.

Por eso, cada año, en la última semana de abril, se celebra la Semana Mundial de la Inmunización. El objetivo de esta iniciativa es promover la asistencia a ponerse vacunas para toda la población que pueda requerirlas. Este año, el lema es “Las vacunas funcionan para todos” y está enfocado en la importancia que tienen no solo para quienes trabajan en su desarrollo, sino también para las personas que las administran y reciben. Así, gracias a todos, se protege a la población general.

Al respecto, la Dra. María Luz Endeiza, infectóloga y jefa del Vacunatorio de Clínica Universidad de los Andes, afirma que no solo son importantes para la persona en particular que se vacuna sino para proteger a los que no se pueden recibirlas por su edad o alguna contraindicación, ya que estarán protegidos por todos los vacunados al cortar la trasmisión del agente patógeno.

Agrega que, antes de la existencia de la inmunización, las cifras de mortalidad infantil por neumonía, diarrea, meningitis, coqueluche y sarampión eran muy altas en todo el mundo, a pesar de los niveles de desarrollo económico alcanzado en muchos países. Incluso en los que el saneamiento ambiental no logra ser ni siquiera óptimo en gran parte de su territorio (como India, por ejemplo), han logrado controlar una enfermedad tan temida como la poliomielitis (que deja muertes y graves secuelas neurológicas) gracias a la vacunación de todos sus habitantes. Esta patología está próxima a ser erradicada del planeta gracias a los esfuerzos conjuntos de muchos países, la OMS y otros organizaciones gubernamentales y privadas.

La Dra. Endeiza aclara algunas dudas sobre la importancia de las vacunas:

¿Qué patologías se han controlado con la inmunización?

Actualmente existen vacunas contra un número importante de enfermedades tanto bacterianas como virales, que producen meningitis, hepatitis y cáncer de hígado, cáncer cérvico-uterino, algunos tipos de diarrea, neumonía y sepsis, patologías agudas o crónicas de distintos órganos, etc.

Actualmente están controladas la poliomielitis, la meningitis por Haemophilus inluenzae tipo b, algunos tipos de enfermedades invasivas por neumococo y ciertos tipos de meningococo, la parotiditis, la difteria, el tétanos, la rabia, el síndrome de rubeola congénita (enfermedad en que el recién nacido de madre infectada nace con malformaciones severas e imposibles de revertir) y el sarampión, en muchos países.

Pero la mayoría de estas enfermedades necesitan mantener niveles de cobertura de vacunación mayor al 90% para que la bacteria o el virus no circule dentro de la población.

¿Cuáles se han erradicado en algunas zonas?

La viruela es la única enfermedad que se ha erradicado en todo el mundo, por lo que ya no se requiere seguir vacunando a la población. Otras están cerca de la erradicación total como la poliomielitis y el síndrome de rubeola congénita. El sarampión estaba bien controlado en todo el mundo hasta que bajó la cobertura en países de Europa y en Estados Unidos por la falsa campaña en contra de esta vacuna y reaparecieron casos y muertes por este virus altamente contagioso.

¿Qué vacunas ya están consolidadas y cuáles están demostrando su eficacia?

La mayoría de las incluidas en el Plan Nacional de Inmunizaciones (PNI) de Chile llevan más de 30 años de uso en distintas partes del mundo (algunas 50 años) con una eficacia totalmente demostrada. Existen vacunas más nuevas en nuestro PNI pero que igual llevan años de uso en muchos países, como la contra el Virus Papiloma Humano (VPH) que ya muestra su eficacia para la prevención de las verrugas genitales, del cáncer cérvico-uterino y otros tipos de cáncer genital.

¿Por qué es importante que todos se vacunen?

No todas las enfermedades infectocontagiosas y prevenibles por vacunas se comportan de la misma manera ni afectan por igual a los distintos individuos. Existen poblaciones de mayor riesgo a enfermar según edad (los extremos de la vida), los pacientes con patologías que deterioran el sistema inmunológico o que reciben tratamiento con drogas inmunosupresoras, las mujeres embarazadas, algunas enfermedades crónicas, entre otras.

El sarampión, tuberculosis, varicela, coqueluche (tos ferina) y otras enfermedades contagiosas requieren una cobertura de inmunización mayor al 95% de la población para evitar la circulación del virus o la bacteria entre la población.

Algunas vacunas no pueden colocarse en personas con un sistema inmunológico inmaduro (lactantes pequeños) o debilitado por la edad o por enfermedades autoinmunes y el cáncer. Estas personas se benefician de la “inmunidad de rebaño” que les proporcionan las personas inmunizadas, que no van a enfermar y no las pueden contagiar.

La OMS explica que “los dos motivos principales para vacunarse son protegernos a nosotros mismos y a quienes nos rodean. El éxito de los programas de inmunización depende de que todos garanticemos el bienestar de todos. No debemos depender de quienes nos rodean para detener la propagación de enfermedades; nosotros también debemos hacer lo que esté en nuestra mano”.

Noticias relacionadas

04/11/2020

Examen PCR y Coronavirus: todo lo que debes saber

A continuación encontrarás las indicaciones para solicitar el examen COVID, así como información, material audiovisual e instructivos para saber más de la enfermedad, cómo prevenirla y qué hacer en caso de contagio.

Ver más