SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

La importancia de una buena salud bucal en niños

Para tener dientes sanos a futuro, es fundamental cuidarlos desde los inicios de la vida
31/08/2020
Lunes 31. La importancia de una buena salud bucal en ninos_novedad

La salud bucal es fundamental desde los primeros años de vida y en esto influyen directamente una correcta higiene, controles periódicos y una alimentación adecuada. Por esto, enseñarles a los pequeños la importancia de lavarse los dientes es la manera más efectiva para ayudarlos a tener una buena salud bucal en el futuro.

Se requiere de controles periódicos ya que permiten detectar patologías a tiempo, porque si no se tratan de manera precoz, se pueden ir agravando y requiriendo procedimientos más complejos. 

Según la última Encuesta Nacional de Salud, el 62% de los niños mayores de 12 años tiene caries y 2 de cada 10 presenta caries a los dos años, aumentando la cifra a 5 de cada 10 a  los cuatro años. El número sigue creciendo a los seis años, ya que 7 de cada 10 niños presenta esta patología a esa edad.

Para la Dra. Claudia Naranjo, odontopediatra e integrante del Servicio de Odontología de Clínica Universidad de los Andes, estas cifras son preocupantes: “Si tomamos en cuenta que mientras más edad tienen los niños, más caries presentan, vemos que no se están llevando a cabo las medidas de prevención y protección bucal. Sin duda, es importante actuar a tiempo, ya que los malos hábitos pueden causar graves patologías e incluso la pérdida de dientes”.

¿Cómo limpiar antes de que aparezcan los dientes?

Se ha descubierto que en la cavidad bucal conviven en equilibrio billones de bacterias, hongos y otras especies. La enfermedad de caries se ocasiona cuando existe un “desbalance” entre estos microorganismos.

Por ello, a pesar de que parezca “evidente” tener que eliminar los residuos de leche de la lengua y las encías del bebé, lo cierto es que la leche materna contiene componentes que regulan la flora bucal e intestinal, básicas en la defensa contra infecciones durante los primeros meses de vida. Si se remueve esa leche, es posible que estemos favoreciendo la entrada de otras bacterias o disminuyendo la protección propia de la saliva.  

En lactantes alimentados exclusivamente con leche materna no hay que limpiar los residuos de leche de la boca, ya que esa leche es buena para su sistema inmune. Si recibe fórmula, se puede o no remover los excesos de leche de la boca, ya que no hay estudios que demuestren su efectividad.

¿Cómo limpiar cuando aparecen los dientes? 

Una vez que sale el primer diente, se debe utilizar un cepillo con las características para esa edad, es decir, que tenga el tamaño adecuado, cabeza pequeña y que sea suave. Además, se debe realizar el lavado con pasta fluorada de más de 1000 partes por millón de flúor, por lo menos dos veces al día (en la mañana y antes de acostarse). La cantidad de pasta varía dependiendo de la edad del niño. En general, los menores de tres años deben utilizar una cantidad de pasta dental equivalente a un grano de arroz crudo.

Una técnica que puede ayudar con los menores de dos años es ponerse por detrás del niño o cepillar acostado, en el sofá o el mudador. El cepillado debe ser de forma circular y con movimientos de arrastre incluyendo la encía. Además, se debe cepillar suavemente la lengua, que también atrae bacterias.

Lo ideal es tener dos cepillos, uno para que el niño muerda y otro para el cepillado formal.  Complementariamente, se sugiere usar seda dental de manera cuidadosa y siempre aplicada por un adulto, para limpiar entre los dientes. 

Recomendaciones para una higiene adecuada en niños

  • Usar un cepillo dental con cabeza pequeña y cerdas suaves.
  • Cepillar los dientes al menos dos veces al día.
  • Usar pasta con fluorada de más de 1000 partes de flúor desde que erupciona el primer diente.
  • El cepillado debe ser realizado por un adulto hasta aproximadamente los nueve años. Para un correcto cepillado, se evalúa la capacidad psicomotora. Si el niño tiene una linda letra manuscrita y se puede atar los zapatos sin inconvenientes, estaría capacitado para realizar un cepillado efectivo. Por esta razón, se recomienda que, al menos, los padres le “repasen” el cepillado a los niños hasta los nueve años. Es decir, se cepilla el niño primero y luego el adulto.
  • El lavado debe durar entre dos a tres minutos.
  • El cepillo se debe utilizar seco y una vez concluido el cepillado no hay que enjuagar la boca.
  • Los cepillos se deben cambiar cada tres meses, o al verlos dañados.
  • Si los niños han estado enfermos, se recomienda cambiar el cepillo, ya que pueden quedar bacterias o gérmenes.
  • El hilo dental contribuye a una mejor higiene y se recomienda desde los dos años en adelante. Es importante que un adulto realice este proceso.

“El cuidado de los dientes es fundamental desde los inicios de la vida. Con respecto a los controles, es importante que se realicen desde pequeños. La primera visita al dentista debe ser entre los 6 meses y 1 año, con controles cada seis meses. Esa supervisión del odontopediatra es fundamental, ya que entregará todas las recomendaciones para el cuidado de los dientes de los hijos y detectar posibles factores de riesgo”, señala.

Noticias relacionadas

27/02/2020

Cuidado de la salud bucal en los más pequeños

Prevenir y tener buenos hábitos es fundamental para tener dientes sanos.

Ver más
28/01/2020

¿Cómo obtener una buena salud bucal?

Es importante considerar que para obtener una salud bucal saludable se necesita voluntad y tiempo para someterse a los tratamientos y un equipo médico idóneo capaz de detectar y tratar las diferentes patologías que se van presentando a lo largo de la vida.

Ver más