Lactancia materna: el alimento perfecto

Fomenta el apego y entrega todos los nutrientes que el recién nacido necesita en esta etapa de desarrollo.
04/11/2020
lactancia

La lactancia materna, además de entregar apego, contención y cercanía con el recién nacido, también otorga nutrientes fundamentales para su desarrollo, ya que es un alimento perfecto que también fortalece su sistema inmunológico.

Es por eso que la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia exclusiva los seis primeros meses. Luego, las guaguas ya pueden comenzar a recibir otros alimentos que complementan de buena forma los nutrientes que tiene la leche materna.

Carolina Urbina, matrona coordinadora de Neonatología, explica las ventajas que tiene la lactancia materna para el recién nacido:

  • Protege al niño frente a enfermedades gastrointestinales y broncopulmonares.
  • Disminuye la incidencia de alergias e infecciones, y el riesgo de padecer obesidad, diabetes e hipercolesterolemia.
  • Favorece el apego con la madre, lo que da contención al recién nacido.
  • Protege contra enfermedades agudas y crónicas.
  • Mejora el desarrollo psicomotor y favorece el desarrollo cognitivo.

Las madres también tienen beneficios, entre los que destacan:

  • Reduce el riesgo de hemorragias después del parto.
  • Previene el cáncer de ovario y de mama.
  • Ayuda a recuperar el peso.

Para lograr una correcta lactancia, Carolina Urbina explica que “es importante que la madre se encuentre en un lugar tranquilo y logre una posición cómoda y que el bebé quede de frente al pezón. Para generar un buen acople, la boca del recién nacido debe cubrir gran parte de la areola, y su nariz y mentón tener contacto con el pecho, generando una succión rítmica, donde la madre no presente dolor en las mamas”.

Otras señales de un buen acople y lactancia efectiva son que el niño aumente entre 18 y 28 gramos diarios, logre dormir entre 1,5 y 3 horas seguidas y que moje al menos seis pañales con orina durante el día; y entre tres y cuatro veces con deposiciones. “El amamantamiento es la forma más natural que tienen las madres de alimentar a sus hijos. Es un proceso maravilloso, donde se genera un fuerte vínculo que no sólo permite entregar alimento, sino que también cariño y amor. Para eso, es importante que las madres reciban el apoyo adecuado de su familia y de su entorno, que permita que el recuerdo de esta etapa sea grato y feliz”, finaliza Carolina.

Servicios de Maternidad

Reserva de hora