Esos dolores calambres

Se producen por un movimiento involuntario del músculo y las causas pueden ser múltiples.
04/11/2020
Los calambres pueden tener su origen en múltiples factores. La deshidratación, ejercicio extenuante o falta de magnesio y minerales podrían producirlos, pero no se ha determinado aún con exactitud las causas que originan estas involuntarias contracciones que afectan a un músculo en específico y que, generalmente, se dan con mayor frecuencia en la pantorrilla, muslos o pies.

Generalmente se manifiestan en la noche. En ese contexto, quienes presentan calambres también pueden tener alteraciones del sueño, ya que no pueden dormir bien y están constantemente desconcentradas, más irritables y somnolientos.

El Dr. Christian von Mühlenbrock, médico internista de Clínica Universidad de los Andes, sostiene que “los calambres se pueden producir por una inadecuada oxigenación de los músculos. También por la pérdida de líquido y sales minerales, que generalmente ocurre por esfuerzos prolongados, deshidratación, trastornos de la circulación sanguínea, alta sobrecarga física, movimientos muy bruscos o frío, ya que las bajas temperaturas o los cambios repentinos generan tensión en los músculos”.

“Quienes pueden presentar con mayor frecuencia calambres son adultos mayores debido a la pérdida de masa muscular y deshidratación. El embarazo también es una etapa donde se dan con mayor frecuencia, porque los cambios hormonales pueden afectar las paredes de los vasos sanguíneos y producir acumulación de líquido en las piernas”, señala el especialista.

En relación a cuáles son los factores de riesgo, destacan el sedentarismo, mantenerse sentado por mucho tiempo, el embarazo y la deshidratación. Sobre cuáles son las recomendaciones que se deben tener en cuenta:

• Estirar los músculos.
• Elongar antes de dormir.
• Tomar dos litros de líquido al día.
• Evitar la cafeína durante la noche.
• Tener un plan de alimentación equilibrado.


Con respecto a cuál es el momento indicado para visitar a un especialista, es recomendable hacerlo cuando causan una molesta intensa e invalidante o al estar relacionados con cambios que se perciben fácilmente como hinchazón o cambio de color de la piel de las piernas.

“Además, si se manifiestan permanentemente o si se dan con frecuencia, es importante evaluar que no exista una causa detrás de los calambres que requiera un estudio y tratamiento específico”, explica el Dr. Christian von Mühlenbrock.

Noticias relacionadas

04/11/2020

Dolores físicos por estrés: a qué señales debemos estar alerta

Molestias cervicales y lumbares son las más comunes cuando estamos pasando por un periodo complejo.

Ver más
04/11/2020

Fuerte dolor lumbar la dejó en silla de ruedas

Mónica Rubio está casada hace 56 años. Tiene tres hijos y 10 nietos. Siempre trabajó, pero hoy está retirada, dedicada a su casa, su marido y familia.

Ver más
Reserva de hora