Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Prick test: ¿A qué le tengo alergia?

Con este test cutáneo, es posible identificar ciertos elementos que pueden provocar una reacción inmunológica en el caso de estar sensibilizados a ellos. Es importante eso sí, hacérselo antes del comienzo de la primavera.

Para evitar en estos meses los estornudos sin fin; la picazón de ojos, nariz y garganta; congestión nasal y rinorrea, clásicos síntomas de la rinitis alérgica, lo mejor es saber a qué se le tiene alergia y estar preparados para enfrentarla antes de que comiencen los síntomas. Así, se puede recibir un tratamiento precoz, más adecuado y efectivo.

Una de las maneras más utilizadas es con el prick test, un tipo de prueba cutánea que se aplica para el diagnóstico de alergias de reacción inmediata, es decir, aquellas en que los síntomas se presentan a los pocos segundos o minutos después de haberse expuesto a un alergeno.

La Dra. María Pía Zañartu, alergóloga e inmunóloga del Programa de Alergias de Clínica Universidad de los Andes, explica que este test también sirve para medir varios elementos (alergenos), entre ellos los relacionados con la alergia estacional de primavera (aeroalergenos como árboles, pastos y malezas). Agrega que es importante hacérselo antes del comienzo de la primavera, para comenzar el tratamiento cuanto antes.

Algunas de las principales sustancias testeadas en el estudio son:

  • Inhalantes: ácaros; pólenes de árboles, pastos y malezas; plumas; pelos o caspa de perro, gato y otros animales
  • Veneno de insectos
  • Látex
  • Alimentos: se pueden testar en extractos o alimentos nativos
  • Fármacos: en estos casos, se preparan con el fármaco diluido en suero fisiológico

Para realizar este test, en los antebrazos se aplican gotas de alergenos nativos o extractos de estos, luego se hace una pequeña erosión con una lanceta para que la sustancia penetre la piel.

Se espera 15 minutos y, si se forma una pápula, es porque la persona está sensibilizada a esa sustancia y puede ser potencialmente alérgica. En algunos casos, como en niños pequeños cuyos antebrazos son muy cortos, es posible hacerlo en la espalda. 

Pero antes es necesario hacer un control positivo con histamina y uno negativo con suero. El paciente tiene que reaccionar al primero, si no es así, significa que está tomando algún antihistamínico u otro medicamento que interfiere en la reacción o que existe otra razón que impide realizar el test.

El estudio se puede hacer en niños y adultos, dura alrededor de 15 minutos y el resultado se entrega de forma inmediata.

Como preparación, no se deben ingerir antihistamínicos siete días antes ni medicamentos que contengan clorfenamina, como los descongestionantes. También se pregunta por la ingesta de otros fármacos que podrían alterar el resultado. Además, la piel tiene que estar en buen estado, sin dermatitis. En embarazadas está contraindicado.

Si te interesa este contenido, suscríbete a nuestro newsletter para recibir información.

Reserva de hora