SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

Qué es el dedo en gatillo

Es una enfermedad benigna, pero genera dolor y dificultad en el uso de la mano.
04/11/2020
Novedad_06072020_2

Conocida como tenosinovitis estenosante, el dedo en gatillo es una patología que afecta las estructuras involucradas en la flexión de los dedos de la mano, haciendo que estos no puedan moverse con normalidad en su rango completo.

Los tendones de los dedos pasan por dentro de unas poleas, especies de cinturones, y cuando estos se inflaman, dificultan el paso y deslizamiento del tendón a través de este túnel, que termina inflamándose más, llegando a atraparse en la polea. Así, el dedo queda bloqueado en una posición de flexión, que da la sensación característica de resalte o “gatillo” al desbloquearse y lograr estirarse nuevamente.

Dedo en gatillo

“Es más frecuente en la mañana, pero en la medida que avanza en gravedad ocurre durante todo el día. En general, el dedo más afectado es el pulgar y luego el anular, pero puede afectar a cualquiera”, afirma el Dr. Gonzalo Morgan, traumatólogo del equipo de mano y extremidad superior de Clínica Universidad de los Andes.

Esta es una patología frecuente que se presenta en hombres y mujeres a cualquier edad, siendo más habitual sobre los 40 años. Puede presentarse en más de un dedo y en ambas manos de forma simultánea o en tiempos diferentes. Su causa es idiopática, es decir, no siempre hay una razón clara, sin embargo, suele darse más en diabéticos y en quienes realizan ciertas actividades deportivas (bicicleta, moto, tenis y golf) y de carga repetitiva sobre las manos.

Si bien es una enfermedad benigna, genera dolor y dificultad en el uso de la mano. En cuadros leves e iniciales, solo hay inflamación y una infiltración local con corticoides puede ser el tratamiento de elección para desinflamar la zona, sin embargo, igual pueden reaparecer los síntomas al cabo de algunos meses.

En casos más avanzados, donde ya se han establecido elementos estructurales más que inflamatorios, puede requerirse una cirugía, la que suele ser definitiva. El procedimiento quirúrgico consiste en realizar una pequeña incisión en la base del dedo afectado para abrir la polea comprometida y así el tendón se libera y vuelve a deslizarse sin problemas. Suele realizarse en forma ambulatoria y habitualmente al cabo de unas tres semanas se pueden retomar las actividades con normalidad, incluso las deportivas, asegura el Dr. Morgan.

Noticias relacionadas

04/11/2020

Ciclismo: principales lesiones que se producen en las manos

Para evitarlas hay que ajustar la bicicleta ergonómicamente y fortalecer la musculatura de todo el cuerpo.

Ver más
04/11/2020

Traumatólogos del Centro de Tobillo y Pie publican en revista científica internacional

La publicación, que fue realizada en la revista Foot & Ankle International, se centra en una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento de esguince crónico de tobillo.

Ver más