Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Síntomas y complicaciones de la hipertensión arterial no controlada

Puede manifestarse con cefalea, palpitaciones, cansancio o sonidos en los oídos, entre otros.
04/05/2022

La hipertensión (o presión arterial alta) es un trastorno grave que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, cerebro, riñones y otros órganos, siendo una de las causas principales de muerte prematura en el mundo.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay más de 1.200 millones de adultos de 30 a 79 años con hipertensión en el mundo, pero que el 46% de ellos, no lo sabe. En Chile, en tanto, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, la hipertensión arterial afecta al 27% de los adultos. 

¿Qué es la hipertensión arterial?

El Dr. Rafael Rondanelli, cardiólogo del Centro de Enfermedades Cardiovasculares de Clínica Universidad de los Andes, explica que la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias, que son vasos por los que circula la sangre en el organismo.

Se miden dos valores de la presión arterial: la presión sistólica (cifra más alta), cuando el corazón se contrae y expulsa la sangre; y la presión diastólica (cifra más baja), cuando el corazón se relaja.

Para establecer el diagnóstico de hipertensión deben efectuarse varias mediciones, además, la presión sistólica debe ser igual o mayor a 140 mmHg mientras que la diastólica igual o mayor a 90 mmHg.

El especialista agrega que la hipertensión, muchas veces, no evidencia síntomas. Sin embargo, en ocasiones, las personas manifiestan tener dolor de cabeza, hemorragias nasales, palpitaciones, cansancio, alteraciones visuales o sonidos en los oídos.

Entre otras complicaciones derivadas del deterioro en órganos y tejidos que provoca la hipertensión, están:

  • Daños graves en el corazón, como un infarto del miocardio (muerte de una parte del músculo cardíaco) o falla cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Falla de los riñones
  • Trastornos importantes en la retina y producir alteraciones de la visión

“Con el fin de evitar las complicaciones de la hipertensión, el mejor consejo es concurrir a un centro de atención médica y solicitar una medición precisa de la presión arterial. Si los valores son iguales o mayores a 140/90 mmHg, se sugiere consultar con un médico”, recomienda el Dr. Rondanelli.

Noticias relacionadas

04/11/2020

La hipertensión arterial puede ser asintomática

En la mayoría de los casos sólo un control permite detectar que se padece esta enfermedad.

Ver más
04/11/2020

Trombosis en personas jóvenes: ¿por qué se presenta y qué riesgo implica?

Un adulto joven por cada 10 mil presenta una trombosis al año, mientras que en adultos mayores, la incidencia es de 20 a 30.

Ver más
Reserva de hora