Todo sobre alergias alimentarias

En los niños son más habituales las alergias a la leche de vaca y al huevo, y en los adultos a los frutos secos y pescados.
04/11/2020
Todo sobre alergias alimentarias

Las alergias alimentarias son un tipo de reacción adversa a alimentos debido a una respuesta exagerada del sistema inmune contra proteínas de ciertos alimentos.

La Dra. María Pía Zañartu, inmunóloga del Programa de Alergias de Clínica Universidad de los Andes, explica que este tipo de alergias “son distintas a las reacciones alimentarias no inmunológicas, en las cuales encontramos las reacciones de intolerancia, como la intolerancia a la lactosa, intoxicaciones y otras”.

No están completamente claras las razones de la aparición de las alergias alimentarias, pero se cree que están influyendo razones genéticas y ambientales, entre las cuales se encuentran una pérdida de tolerancia a los alimentos por parte de la mucosa intestinal, el uso indiscriminado de antibióticos que pueden alterar esta barrera intestinal, la modificación de los alimentos procesados en industrias y la excesiva higiene ambiental que nos hace tener menos contacto con infecciones.

La Dra. Zañartu advierte que, si bien han aumentado, la percepción de alergia alimentaria está sobreestimada. Las encuestas muestran que hasta un 30% de los pacientes cree tener alguna alergia alimentaria, en condiciones que las pruebas y exámenes apuntan a una prevalencia cercana al 6% en los niños y un 3% en los adultos.

“Pueden ser prevenidas estimulando la lactancia materna, introduciendo de forma temprana los alimentos que podrían producir alegría para crear tolerancia, al revés de lo que se pensaba antes que había que retrasar su consumo, previniendo el uso exagerado de antibióticos o de otras sustancias que pueden alterar la barrera natural intestinal y que provocan procesos inflamatorios locales”, afirma la Dra. María Pía Zañartu.

Lo más frecuente es que las alergias alimentarias vayan desapareciendo en la medida que el sistema inmune va madurando desde la infancia a la adultez, donde se comienzan a tolerar mejor los alimentos. Un ejemplo clásico y actual es la alergia a la proteína de la leche de vaca, que se resuelve aproximadamente a los cinco años.

Sin embargo, hay otras alergias alimentarias que tienden a persistir, siendo el único tratamiento eliminar de la dieta el o los alimentos responsables. Aquellos pacientes que han presentados reacciones graves deben ser educados en su alimentación y en el manejo de una emergencia, enseñándoles el uso de medicamentos y advertirles la importancia de acudir a un servicio de urgencia por un eventual riesgo vital.

Reserva de hora