Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Trastorno Bipolar: cuando el estado de ánimo va de un extremo a otro

Ante la sospecha de sus síntomas, se debe consultar cuanto antes para hacer un diagnóstico precoz y comenzar el tratamiento.
icono whatsapp 2

Hasta un 3% de la población general tienen trastorno bipolar, una enfermedad poco conocida y, por lo mismo, muchas veces estigmatizada. Para darla a conocer y con el objetivo de que quienes la padecen no sean discriminados, cada 30 de marzo se celebra el Día Mundial del Trastorno Bipolar.

Esta patología suele comenzar en la adolescencia o adultez joven y forma parte del grupo de los trastornos del ánimo, ya que se manifiesta con diferentes episodios de alteración del ánimo:

  • Euforia o manía
  • Depresivos
  • Mixtos

Asimismo, el trastorno bipolar se divide en dos tipos y en ambos también pueden presentarse episodios depresivos, habitualmente con más frecuencia que los de euforia:

  • Tipo I: hay historia de episodios de manía
  • Tipo II: hay historia de episodios de hipomanía (manía más leve).

El Dr. Miguel Prieto, jefe del Servicio de Salud Mental de Clínica Universidad de los Andes, explica que, durante la fase depresiva, los pacientes presentan tristeza, angustia, aumento o reducción de las horas de sueño, disminución de las ganas de hacer cosas, cansancio, cambios en el apetito, alteraciones de la concentración, sentimientos de culpa, llegando incluso a ideas de muerte o suicidio.

“En las fases de ánimo eufórico o también llamadas fases maníacas, los pacientes presentan un ánimo anormalmente elevado o irritable, sentimiento de grandiosidad, aumento de la actividad y de la energía, disminución de la necesidad de dormir, incremento de conductas de riesgo y, en casos más graves, pueden aparecer síntomas psicóticos”, señala.

El especialista agrega que existen factores genéticos y ambientales que predisponen a sufrir esta enfermedad: “el trastorno bipolar tiene un fuerte componente hereditario, siendo un factor de riesgo importante el antecedente de tener un familiar de primer grado (padre, hermano o hijo) con la patología. Sin embargo, los factores ambientales también juegan un rol en el inicio de la enfermedad, como la exposición a alcohol o drogas y traumas psicológicos en la infancia".

Frente a la sospecha de que una persona sufre trastorno bipolar, lo más recomendable es consultar a un psiquiatra para poder hacer un diagnóstico precoz y comenzar un manejo farmacológico y psicoterapéutico cuanto antes.

¿Cuáles son los tratamiento para el trastorno bipolar?

El Dr. Miguel Prieto explica que el tratamiento consta de, al menos, tres pilares:

  1. Tratamiento farmacológico, con estabilizadores del ánimo para tratar los episodios agudos y prevenir episodios posteriores.
  2. Psicoterapia orientada a fomentar que los pacientes no abandonen el tratamiento, tengan herramientas para manejar el estrés y eviten situaciones o conductas que puedan desencadenar un episodio de la enfermedad.
  3. Intervenciones de rehabilitación funcional, que tienen como fin ayudar al paciente a sobrellevar las limitaciones que la enfermedad genera en términos de las capacidades para trabajar y para desenvolverse en la vida cotidiana.

Conoce el Programa RADAR (Red para la Atención y Derivación de Adolescentes en Riesgo), iniciativa creada en 2009 como parte de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes y cuenta con el apoyo de Innovación UANDES. Su objetivo es la prevención del suicidio en adolescentes mediante la creación una red entre comunidades escolares y los organismos de salud que las atienden para la detección, derivación y atención de adolescentes en riesgo suicida. En Ayudaradar.cl puedes descargar de manera gratuita el libro “No estás sol@: prevenir el suicidio es posible”.

Reserva de hora