SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Cáncer de Piel

El cáncer de piel es un crecimiento anormal de las células de la piel, suele desarrollarse en piel expuesta al sol, sin embargo también puede ocurrir en zonas de piel que no estén expuestas al sol. Existen tres tipos principales de cáncer a la piel: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma. El cáncer de piel comienza en la epidermis (capa superior de la piel), esta contiene tres tipos de células principales las células escamosas, células basales y los melanocitos.

En Chile, el cáncer de piel ocupa el tercer lugar entre los más comunes.

 

El cáncer de piel se manifiesta en aquellas zonas más expuestas al sol, como el rostro, los labios, el cuero cabelludo, las orejas, el cuello, los brazos, el pecho y las manos, sin embargo también puede formarse en zonas no expuestas, tales como las palmas de las manos, debajo de las uñas de los pies o manos y en la zona genital.

Los signos o síntomas más comunes del cáncer de piel son: 

Bulto ceroso o perlado.

Lesión plana, parecida a una cicatriz marrón o del color de la piel.

Úlcera con costras o sangrante que se cura y regresa.

Bulto rojo y firme.

Lesión plana con una superficie escamosa y con costras.

Área grande y amarronada con pintitas más oscuras.

Lunar que cambie de color, tamaño o sensación o que sangre.

Lesión pequeña o con borde irregular y partes que aparecen de color rojo, rosa, blanco o azul.

Lesión dolorosa que arde o pique.

Lesiones oscuras en las palmas de las manos, las plantas de los pies o las yemas de los dedos.

El cáncer a la piel ocurre por mutaciones en el ADN de las células de la piel. Estas mutaciones ocasionan un crecimiento fuera de control de las células y la formación de una masa de células cancerosas.

Los tratamientos para el cáncer de piel son: 

Las opciones de tratamiento varían según las lesiones cutáneas precancerosas llamadas queratosis actínicas y su tamaño, tipo, profundidad y su ubicación.

Congelación: se pueden destruir las queratosis actínicas y algunos tipos de cáncer pequeños mediante el enfriamiento con nitrógeno líquido.

Cirugía por escisión: el médico corta (escinde) el tejido canceroso y el margen circundante de piel sana. Cirugía de Mohs: se retira el crecimiento de la piel capa por capa y se examina cada capa en el microscopio, hasta que no queden células anormales.

Curetaje y electrodesecación o crioterapia: una vez que se haya eliminado la mayor parte de crecimiento, el médico raspa las células cancerosas y con una aguja eléctrica se destruyen las células cancerosas restantes.

Radioterapia: se utilizan haces de energía de gran potencia como rayos X, para destruir las células cancerosas.

Quimioterapia: se utilizan medicamentos para eliminar las células cancerosas.

Terapia fotodinámica: con este tratamiento se destruyen las células cancerosas de la piel con una combinación de luz láser y medicamentos que hacen que las células cancerosas sean sensibles a la luz.

Terapia biológica: se utiliza el sistema inmunitario del cuerpo para matar las células cancerosas.