SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Condromalacia

La condromalacia es el desgaste del cartílago, tejido que recubre el hueso en las articulaciones y facilita su movimiento.

Estas lesiones pueden llegar a ser dolorosas y limitar la función debido a la pérdida de la capacidad amortiguadora del cartílago. La condromalacia se presenta con mayor frecuencia en la rodilla, aunque puede encontrasre en cualquier articulación de carga como cadera y tobillo.

Por lo general, la condromalacia se produce en edades avanzadas. Sin embargo, en personas jóvenes es provocada por una práctica deportiva intensa asociada o no a malalineamiento.

Esta patología se clasifica en cuatro niveles los cuales son:

Condromalacia grado I: Reblandecimiento del cartílago

Condromalacia grado II: Se encuentran fisuras leves en el cartílago

Condromalacia grado III: Las fisuras que afectan todo el espesor del cartílago

Condromalacia grado IV: Existe una erosión del cartílago hasta el hueso

Los síntomas más frecuentes de la condromalacia incluyen:

Dolor en la articulación afectada, que puede ser tolerable pero persistente, o presentarse en forma aguda y ser muy intenso.

Chasquido o crujido.

Limitación funcional.

La condromalacia se puede producir en deportistas por un golpe, por un giro brusco o por un traumatismo repetido sobre el cartílago.

Se altera la estructura de la matriz del cartílago y por esto pierde la capacidad de soportar peso y de disminuir la fricción. El cartílago deja de tener una estructura lisa y de color blanco, pasando a ser una estructura rugosa y delgada. En etapas avanzadas se pierde parte importante del cartílago, dejando el hueso expuesto.

El Servicio de Traumatología y Ortopedia de Clínica Universidad de los Andes cuenta con diferentes especialidades, entre estas se encuentra la Medicina Deportiva. Contamos con un equipo altamente especializado y tecnología avanzada, para dar un tratamiento oportuno enfocado en la rehabilitación integral de nuestros pacientes.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento dependerá del grado de condromalacia que presente el paciente y de la zona afectada. En un comienzo se deben evitar las actividades que produzcan dolor y daño del cartílago. Cuando se está en una fase inicial y existe daño superficial del cartílago, el tratamiento será correctivo con trabajo kinésico y con el uso de medicamentos.

Cuando se está en una fase avanzada y existe una destrucción importante del cartílago y exposición ósea, será necesario realizar una cirugía que estimule la regeneración del cartílago.