Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Dolor de cabeza por estrés y tensión ¿Cómo reconocerla?

Este tipo de dolor de cabeza es el más común y se manifiesta en general con un malestar leve o moderado.
04/03/2021
cefalea

La cefalea es a lo que llamamos comúnmente dolor de cabeza, y existen distintos tipos y causas relacionadas a esta patología. Las cefaleas tensionales son las más comunes, y muchas veces se manifiestan con dolor moderado. Pero, existe un porcentaje de personas a las que se les manifiesta intensamente y produce mayor incomodidad y/o limitación y además, no responden al tratamiento indicado por el especialista.

La Dra. Cecilia Cárdenas, neuróloga de Clínica Universidad de los Andes, explica que la cefalea “es una molestia dolorosa de grado variable, leve a intenso y persistente, donde se siente opresión en las diferentes partes del cráneo y también puede ser en toda la cabeza. Estas mismas manifestaciones se pueden presentar por causas orgánicas tratables, diagnosticadas a tiempo, como la hidrocefalia, que ocurre cuando se tapa la circulación del líquido cefalorraquídeo y aumenta la presión intracraneal o al interior de la cabeza”.

Síntomas de dolor de cabeza

Los síntomas o signos asociados a una cefalea pueden ser:

  • Párpados más cerrados o caídos
  • Diferencias entre la dilatación de las pupilas
  • Enrojecimiento de ojos, lagrimeo o romadizo
  • Sensibilidad a la luz u olores
  • Vértigo
  • Náuseas

Estos pueden permitirnos diferenciar la cefalea tipo tensión con otros tipos de cefaleas.

“Si bien la cefalea tipo tensión es la más común, se atribuye a tensión nerviosa, contracción de músculos y estrés, también está relacionada a trastornos del sueño, bruxismo y dolor cervical. En ese sentido, no sólo tiene una causa asociada”, explica.

 La cefalea no es invalidante como la migraña, pero es igual de importante visitar a un profesional. “Si son recurrentes, es recomendable asesorarse por un médico, que entregará un diagnóstico y cuidados de acuerdo con el caso”, agrega.

Un riesgo asociado a esta patología es la automedicación. El llamado es a ser responsables y evitar esta práctica. “Esto puede traer consecuencias como intoxicaciones, gastritis, hemorragia digestiva, problemas renales, falta de efectividad de los medicamentos, adicción e interacción con otros fármacos, efectos adversos indeseados e incluso cefalea de rebote”, explica.

Lo importante es estar alertas a los síntomas, en particular a los cambios que pueda tener la cefalea habitual o a signos de alarma como: aparición abrupta, máxima intensidad que no cede, fiebre, signos neurológicos asociados y en edades muy tempranas o tardías de la vida. Es importante consultar con un especialista para evitar errores diagnósticos, complicaciones y para tener una mejor calidad de vida.

Identifica tu dolor de cabeza

 

Otros tipos de dolor de cabeza

Existen distintos tipos de dolor de cabeza, según su causa y características:

  • Por tensión muscular: son intermitentes y con una sensación rígida detrás de la cabeza
  • Migraña: comienza en un ojo o en la sien. Está acompañada por náuseas, vómitos y pulsaciones
  • En cúmulos o racimos: es de causa desconocida, pero hay factores que pueden desencadenarla como el estrés o alérgenos, el consumo de alcohol o cambios estacionales. Duran, aproximadamente, una hora. Afecta a un lado de la cabeza. Está acompañada por el ojo rojo, caída parcial del párpado, lagrimeo, congestión nasal y romadizo
  • Presión arterial elevada: se da de forma pausada, con palpitaciones y dolor en la zona posterior o superior de la cabeza
  • Iritis o glaucoma: se produce por una lesión en el ojo, infecciones virales en la cara o predisposición genética. Se caracteriza por un fuerte dolor en los ojos o la frente, luego de leer o ver televisión
  • Problemas de los senos paranasales: se produce por patologías como la sinusitis o la sinusitis crónica. Es un fuerte dolor que se intensifica con temperaturas frías o húmedas. El dolor empeora al inclinar la cabeza hacia delante. Va acompañado también de congestión y secreciones nasales o descarga posterior
  • Infección cerebral: se genera por infecciones bacterianas. Se produce por una debilitación del sistema inmune en respuesta a infección en otras partes del cuerpo. Va de leve a un fuerte dolor, surge, generalmente, por infección de oídos
  • Inflamación de meninges: la meningitis se produce por una inflamación del líquido y las meninges que rodean el cerebro y también la médula espinal. Se caracteriza por un dolor constante e intenso. Produce fiebre y vómitos que pueden ser explosivos 

Noticias relacionadas

12/05/2022

Fibromialgia: la temida enfermedad del dolor

Lo variado de sus síntomas hace difícil el diagnóstico y el tratamiento oportuno.

Ver más
04/11/2020

Dolores físicos por estrés: a qué señales debemos estar alerta

Molestias cervicales y lumbares son las más comunes cuando estamos pasando por un periodo complejo.

Ver más
Reserva de hora