SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

Cefalea por tensión y estrés: ¿cómo detectarla?

Este tipo de dolor de cabeza es el más común y se manifiesta en general con un malestar leve o moderado.
01/02/2021
cefalea

La cefalea es el dolor de cabeza, y existen distintos tipos y causas relacionadas a esta patología. La cefalea tipo tensión es la más común de ellas, y muchas veces se manifiesta con dolor moderado. De todas maneras, existe un porcentaje de personas a las que se les manifiesta intensamente y produce mayor incomodidad y/o limitación. Además, pueden no responder efectivamente al tratamiento indicado por el especialista. Es por eso que es importante estar atentos.

La Dra. Cecilia Cárdenas, neuróloga de Clínica Universidad de los Andes, explica que la cefalea “es una molestia dolorosa de grado variable, leve a intenso y persistente, donde se siente opresión en las diferentes partes del cráneo y también puede ser en toda la cabeza. Estas mismas manifestaciones se pueden presentar por causas orgánicas tratables, diagnosticadas a tiempo, como la hidrocefalia, que ocurre cuando se tapa la circulación del líquido cefalorraquídeo y aumenta la presión intracraneana o al interior de la cabeza”.

Los síntomas o signos asociados a una cefalea pueden ser:

  • Párpados más cerrados o caídos
  • Diferencias entre la dilatación de las pupilas
  • Enrojecimiento de ojos, lagrimeo o romadizo
  • Sensibilidad a la luz u olores
  • Vértigo
  • Náuseas

Estos pueden permitirnos diferenciar la cefalea tipo tensión con otros tipos de cefaleas.

“Si bien la cefalea tipo tensión es la más común, se atribuye a tensión nerviosa, contracción de músculos y estrés, también está relacionada a trastornos del sueño, bruxismo y dolor cervical. En ese sentido, no sólo tiene una causa asociada”, explica.

 La cefalea no es invalidante como la migraña, pero es igual de importante visitar a un profesional. “Sin son recurrentes, es recomendable asesorarse por un médico, que entregará los cuidados y recomendaciones de acuerdo con el caso”, agrega la especialista.

Existe una variedad de alternativas de tratamientos para la cefalea como medicamentos, terapias físicas y terapia psicológicas. Relajantes musculares, analgésicos y también antidepresivos pueden estar dentro de los medicamentos indicados. “Lo importante es conocer qué mecanismos pueden estar involucrados o a que otras patologías puede estar asociada, de esta manera podremos establecer qué es lo que la produce, y dar un tratamiento efectivo logrando la reducción e idealmente el alivio de la cefalea”, enfatiza la doctora.

De todas maneras, un riesgo asociado a esta patología es la automedicación. El llamado es a ser responsables y evitar esta práctica. “Esto puede traer consecuencias como intoxicaciones, gastritis, hemorragia digestiva, problemas renales, falta de efectividad de los medicamentos, adicción e interacción con otros fármacos, efectos adversos indeseados e incluso cefalea de rebote. Es por eso que el llamado es a que no lo hagan, ya que como podemos ver, puede traer diversos problemas asociados”, finaliza la Dra. Cárdenas.

Lo importante es estar alertas a los síntomas, en particular a los cambios que pueda tener la cefalea habitual o a signos de alarma como: aparición abrupta, máxima intensidad que no cede, fiebre, signos neurológicos asociados y en edades muy tempranas o tardías de la vida. Es importante consultar con un especialista para evitar errores diagnósticos, complicaciones y para tener una mejor calidad de vida.

Noticias relacionadas

04/11/2020

Fibromialgia: la temida enfermedad del dolor

Lo variado de sus síntomas, hace difícil el diagnóstico y el tratamiento oportuno.

Ver más
04/11/2020

Dolores físicos por estrés: a qué señales debemos estar alerta

Molestias cervicales y lumbares son las más comunes cuando estamos pasando por un periodo complejo.

Ver más