Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Cómo saber si se trata de un resfrío o una alergia

Reconocer la enfermedad, permite definir el tratamiento más adecuado.

Congestión y secreción nasal, además de estornudos y picazón en la nariz, son síntomas comunes a los resfríos y a las alergias estacionales, por lo que estos cuadros suelen confundirse. Quienes más sufren con esto son aquellas personas que tienen rinitis alérgica y que, en algunas ocasiones, no saben de qué se trata ni cómo tratarlo de forma adecuada y efectiva.

Al respecto, la Dra. María Pía Zañartu, alergóloga e inmunóloga del Programa de Alergias de Clínica Universidad de los Andes, explica que en primer lugar ambos cuadros tienen diferente origen: la alergia se debe a una reacción exagerada del sistema inmune frente a un alergeno, mientras que un resfrío se produce por la acción de un virus o bacteria.

Agrega que la principal diferencia entre las dos enfermedades está en la duración y presentación de los síntomas. Es así como una alergia estacional se manifiesta de manera progresiva en una época o mes específicos del año, generalmente a finales del invierno o principios de la primavera. Además, los síntomas son más persistentes y suelen durar varios días, semanas o meses, o bien presentarse en forma intermitente durante un período prolongado del año.

La alergia también se caracteriza por el prurito o irritación de ojos, oídos, nariz y garganta, como también la congestión nasal, sensación de oído tapado intermitente, ronquidos y alteraciones del olfato. En algunos casos se pueden sumar síntomas de obstrucción bronquial y tos.

Otro de los síntomas de la alergia es la aparición de rinorrea o secreciones nasales que, en al caso de alergias, se presenta como mucosa o de color transparente, y aumenta en ciertas situaciones, como al salir al aire libre. En general, esta rinorrea se asocia a estornudos frecuentes o repetitivos, varias veces en el día. “Pero cuando esta secreción nasal es amarilla o verde, prolongada y se asocia a cefalea o fiebre, probablemente corresponda a un resfrío o bien de una alergia que llevaba varios días de síntomas y se sobreinfectó al no ser bien tratada”, advierte la Dra. Zañartu.

En tanto, un resfrío puede reconocerse por tener un inicio más abrupto y por darse en diversas épocas de año, especialmente en otoño e invierno, cuando hay un peak de infecciones respiratorias. No dura más de dos semanas y los pacientes suelen tener también síntomas de malestar general, y en ciertas ocasiones, fiebre.

“El diagnóstico certero permite al especialista definir el tratamiento más adecuado. Si el resfrío es viral, responderá a las medidas generales o al uso de antiinflamatorios en aproximadamente una semana, mientras que, si se prolonga más de diez días y además se suma fiebre, dolor de garganta o muscular, o rinorrea purulenta durante todo el día, debemos sospechar de una sobreinfección bacteriana. En este caso, un médico debe evaluar el uso o no de antibióticos por un periodo acotado”, afirma la especialista.

En el caso de las alergias, en cambio, el tratamiento es más prolongado y se centra en el uso de antihistamínicos y corticoides nasales inhalatorios, indicados por un profesional de la salud.

Diferencias entre rinitis alérgica y resfrío

Síntoma

Resfrío

Alergia

Aparición

Abrupta

Progresiva

Época del año

Todo el año

Generalmente cerca de la primavera y verano

Congestión nasal

Frecuente

Frecuente

Secreción nasal

Amarillenta

Transparente

Rinorrea

Frecuente

Frecuente

Estornudos

Frecuente

Frecuente

Dolor de garganta

Frecuente

Poco habitual

Irritación de ojos, oídos y nariz

Poco frecuente

Frecuente

Fiebre

Poco habitual

Nunca

Cefalea

Poco habitual

Poco habitual

Malestar general

Leve

Poco frecuente

Tos

Frecuente

Poco habitual

 

Si te interesa este contenido, suscríbete a nuestro newsletter para recibir información.

Reserva de hora