The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES
Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Los hombres también deben hacerse chequeos médicos periódicos

Desde los 40 años, se recomiendan controles con el urólogo y cardiólogo, entre otros.

No sólo por patologías de la próstata deben consultar los hombres, sino también por factores de riesgo cardiovascular y de enfermedades metabólicas o propias de la edad, que puedan afectar su calidad de vida. Para esto, lo principal es hacerlo a tiempo y realizarse chequeos preventivos de acuerdo al rango de edad.

El Dr. Alfredo Domenech, urólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica cuáles son los exámenes y controles que se recomiendan para que los hombres tengan una buena salud, sobre todo si tienen antecedentes familiares de ciertas patologías.

Examen físico

Los hombres sufren más enfermedades cardiovasculares que las mujeres y a edades más tempranas, por lo que es muy importante que se realicen chequeos preventivos y periódicos, especialmente si tienen dos o más factores de riesgo entre los que se cuentan la hipertensión arterial, dislipidemia, sobrepeso y tabaquismo.

Estos deben incluir exámenes de sangre como perfil lipídico y bioquímico, hemograma, hormonas tiroideas y azúcar en sangre, junto con la medición de frecuencia cardíaca, presión arterial, peso y talla.

Así es posible detectar a tiempo y controlar factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes, por ejemplo.

Examen urológico

Uno de cada diez hombres puede llegar a tener cáncer de próstata, enfermedad que puede diagnosticarse a tiempo si se realizan los exámenes correspondientes. Estos son:

  • Antígeno prostático: examen de sangre, muy valioso para detectar el cáncer en esta glándula. Si sale normal, hay una alta probabilidad de no tener esta enfermedad. El valor normal dependerá de la edad del paciente, y de valores previos del antígeno, en caso de tenerlos.
  • Tacto rectal: examen físico en que el especialista palpa el tamaño de la próstata y si esta presenta alguna zona dura sospechosa de cáncer. Dura pocos segundos.
  • Resonancia nuclear magnética de próstata: Estudio de imágenes que se realiza cuando el tacto rectal o el antígeno prostático están alterados. Permite evitar o confirmar la necesidad de realizar una biopsia de próstata.
  • Biopsia a la próstata: se realiza si uno o ambos exámenes anteriores salen alterados. Así se confirma o descarta la presencia de cáncer.

Si un hombre tiene familiares directos que tienen o tuvieron cáncer prostático (padre o hermanos) debería iniciar control a los 40 - 45 años. Si no tiene antecedentes familiares, se recomienda partir entre 45 y 50 años.

Asimismo, hay otras enfermedades que afectan a la próstata y también pueden ser pesquisadas de forma precoz con un control médico, como la hiperplasia prostática.

Examen para detectar cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el segundo tipo de cáncer más habitual en Chile y ocupa el tercer lugar de mortalidad por cáncer. En el último tiempo, su incidencia ha aumentado mucho debido al envejecimiento de la población, que es el factor de riesgo más relevante. Más del 90% se da en mayores de 50 años y se relaciona con obesidad, tabaquismo, sedentarismo, consumo excesivo de alcohol y alimentación alta en grasas, carnes rojas procesadas y baja en consumo de frutas y verduras.

La mejor forma de disminuir la mortalidad es a través del diagnóstico precoz con colonoscopía larga o sangre oculta en deposiciones a partir de los 50 años de edad y, previamente, cuando existen antecedentes de familiares de primer grado.

Examen de piel

No hay que olvidar una revisión de lunares con el dermatólogo, ya que es la única manera de pesquisar a tiempo un cáncer de piel. Este control debe realizarse una vez al año, pero también se aconseja estar pendiente de cambios en los lunares.

Son cinco las señales que hacen sospechar que un lunar pueda ser cancerígeno y se basan en las características físicas de estas marcas:

  • Asimetría: se considera un lunar asimétrico cuando la mitad de este no coincide con la otra mitad. Si se trazara una línea imaginaria por el medio, se distinguiría una diferencia notoria.
  • Borde: las orillas no son suaves, sino irregulares y poco definidas. Generalmente se forma una especie de contorno de un color diferente.
  • Color: la tonalidad no es uniforme e incluye sombras de diferentes matices, como rojas, negras o marrones.
  • Diámetro: cuando un lunar sobrepasa los 6 milímetros de diámetro, debe estar en observación, aunque no siempre los lunares malignos son tan grandes.
  • Evolución: un lunar benigno se mantiene de igual tamaño, forma y color en el tiempo. Pero, cuando presenta transformaciones en un período corto, ya sea crecimiento, cambio de color, tamaño o forma, sangramiento o picazón, puede indicar que es cancerígeno.

Además de estos exámenes, también se recomienda una evaluación con el oftalmólogo y otorrinolaringólogo, y estar al día con las vacunas correspondientes.

En nuestra Unidad de Medicina Preventiva contamos con chequeos particulares por rango de edad. Más información aquí.

Noticias relacionadas

Cáncer de próstata: el más común en los hombres de Chile

Uno de cada diez hombres puede llegar a tener esta enfermedad.

Ver más

Los hombres también pueden sufrir cáncer de mama

La aparición de un bulto en el pecho, dolor o secreción en el pezón, pueden ser síntomas de esta enfermedad.

Ver más
Reserva de hora