SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Noticia

¿Por qué extraer las muelas del juicio es la mejor opción?

Infecciones, daños en piezas dentales y desajustes en la mordida son algunos de los problemas que pueden producir.
04/11/2020
Novedad muel del juicio

Las muelas del juicio, también conocidas como terceros molares, son los últimos dientes que se desarrollan y aparecen en la boca. Su erupción se produce comúnmente entre los 17 y 25 años, edad que antiguamente se denominaba “edad del juicio”.

El equipo de cirugía maxilofacial de Clínica Universidad de los Andes está integrado por los odontólogos y cirujanos Emilia Barros, Juan José Cortés, Roberto Requena, Marcelo Sarzosa y Pedro Solé.  En cuanto a la necesidad de extraerlas, todos concuerdan en que “existen factores de evolución como especie humana, ya que nuestras mandíbulas son cada vez más pequeñas e individuales de cada persona, lo que tiene que ver con la genética y determinan que no existe espacio adecuado para que las muelas del juicio se ubiquen en la boca y participen en la masticación de manera efectiva, situación que se conoce como impactación”.

Los problemas más frecuentes que se producen con la aparición de las muelas del juicio son:

  • Dificultad de limpieza y caries.
  • Infecciones agudas de las encías asociadas a dolor, inflamación de la cara y dificultad para abrir la boca.
  • Infecciones crónicas que pueden aumentar la carga bacteriana bucal y producen mal aliento.
  • Daño a piezas dentales vecinas.
  • La aparición de estas muelas desalinea los dientes, incluso pueden estropear un tratamiento de ortodoncia terminado.
  • Desajustes en la mordida y dolor en la articulación temporomandibular.
  • Quistes, tumores benignos o malignos de los maxilares. Estas patologías pueden producir fracturas y daño a los nervios vecinos.
  • Diseminación de bacterias de la boca al cuello, corazón, articulaciones y riñón.

No debes ignorar tus muelas del juicio

En general, las muelas del juicio se deben extirpar con un procedimiento quirúrgico menor, en pabellón, y es ambulatorio. En promedio, demora entre 45 y 60 minutos y debe ser realizado por un cirujano maxilofacial. Existen alternativas de sedación y también se usa anestesia general. Lo ideal es realizar la extracción de las cuatro muelas del juicio en un mismo procedimiento, evitando así pasar por varias consultas, dolor, ciclos de postoperatorio y consumo de medicamentos.

Es recomendable hacer las extracciones entre los 15 y 25 años, ya que las tasas de complicaciones son mínimas, y la recuperación postoperatoria es mucho más rápida en personas jóvenes.

“Muchos pacientes tienen aprehensiones y temores por el procedimiento y postoperatorio. Es importante darles tranquilidad, porque en la Clínica el manejo de esta patología, otorgado por nuestro equipo, en conjunto con todas las alternativas de sedación y anestesia complementaria, aseguran que su experiencia y recuperación sea óptima”, explican.

¿Qué esperar después de la cirugía?

Como en cualquier postoperatorio, puede haber hinchazón local y molestias leves por dos o tres días, lo cual es normal durante el proceso curativo y será manejado adecuadamente con medicamentos indicados por el cirujano.

Durante esta etapa, las compresas frías y el consumo de alimentos blandos y fríos como helados pueden ayudar mucho a disminuir la hinchazón.

Ante cualquier duda durante el postoperatorio, el especialista siempre estará disponible para acompañar al paciente y guiarlo en su recuperación. Además, el equipo de cirugía maxilofacial recomendará las mejores alternativas para coordinar el procedimiento según las necesidades de cada uno.

Para agendar una hora, se debe ingresar a la sección de especialistas de maxilofacial y reservar hora. También puedes llamar al (56) 22 618 3000.

Noticias relacionadas

04/11/2020

La importancia de cepillarse bien los dientes si vas a comer dulces

Evitar el consumo frecuente y excesivo de azúcar es fundamental para tener dientes sanos.

Ver más
04/11/2020

Bruxismo: cuando el estrés se apodera de los dientes

Para muchos el fin de años significa un periodo estresante. Se acumulan compromisos familiares y sociales, las celebraciones en los colegios, las exigencias aumentan en el trabajo y además se suman las compras navideñas. Situaciones que pueden generar algunos problemas de salud, como el bruxismo.

Ver más