The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Noticia

Síndrome del cuidador: ¿Quién se preocupa por su sufrimiento?

Este rol genera un desgaste en la persona que puede provocar estrés, insomnio, depresión, entre otras enfermedades.

Cuando un ser querido enferma, es inherente al ser humano cuidarlo y otorgarle la mejor calidad de vida posible. En algunos casos, esta tarea va en aumento, debido a que la enfermedad no termina, sino que empeora, y quien la padece se vuelve dependiente de un tercero.

Es así como esa persona comienza a postergar algunas de sus actividades y hábitos cotidianos para ejercer las labores de cuidado: alimentación, higiene, entrega de medicamentos, supervisión, curación de heridas, compañía, entre muchos otros. Como consecuencia, el cuidador deja de alimentarse, tomar sus medicamentos, socializar, descansar, tener momentos de ocio y en algunos casos, incluso de trabajar.

Todo lo anterior, genera un desgaste en la persona, provocando estrés, insomnio, depresión, apatía, ansiedad, entre otros síntomas o enfermedades.

Brindar cuidados a un ser querido enfermo suele ser una tarea sin descanso y que día a día va en aumento, tanto por su complejidad, como por su demanda de tiempo. Es por esto la importancia de que sean guiados por un equipo especializado: médicos, enfermeros, psicólogos, kinesiólogos, nutricionistas, entre otros, dependiendo las necesidades particulares.

La Dra. María Soledad Oltra, Médico Jefe de la Unidad de Cuidados Integrales y Medicina Paliativa, explica que los pacientes oncológicos y aquellos con enfermedades avanzadas crónicas habitualmente presentan síntomas que interfieren en distintos grados con su calidad de vida y con su autonomía y que, por ende, también impactan a su cuidador. La consulta precoz de un equipo de cuidados paliativos puede mejorar síntomas que incomodan al paciente y, además, proveer de estrategias al cuidador para anticiparse en los cuidados necesarios, evitando así la incertidumbre y la angustia anticipatoria del “no saber qué hacer si”.

Estos cuidados también incluyen la contención y tratamiento para los familiares o personas más cercanas del enfermo, brindándoles atención psicológica o psiquiátrica que entregue las herramientas para enfrentar el momento vivido, o incluso, preparándolos para un inminente fallecimiento.

“Para esto, al igual que con el paciente, se busca considerar las necesidades psicosociales del cuidador, apoyando la adaptación a los cambios producidos por el avance de la enfermedad, brindando orientación a sus preocupaciones, a la toma de decisiones y pesquisando sus propias necesidades, para que puedan mantener un equilibrio entre asistir a su ser querido y respetar sus propios requerimientos”, cuenta la Dra. Oltra.

El alivio del sufrimiento del cuidador principal es esencial, entendiendo que para encargarse de su ser querido es necesario mantener un autocuidado personal durante el proceso. El crear un espacio de reflexión, ayuda en la adaptación a los cambios producidos por el avance de la enfermedad, brindando orientación a sus preocupaciones y apoyo en la toma de decisiones. Resulta fundamental abordar las necesidades que surgen en el círculo cercano al paciente para ayudar a mantener el equilibrio entre asistir a su ser querido y respetar sus propias necesidades.

“Será necesario ofrecerle al cuidador tiempo para ayudarle a reflexionar, a prever necesidades y estimular la búsqueda de recursos y soluciones. El equipo de salud puede funcionar como elemento intermediario, percibiendo sensibilidades, deseos, últimas voluntades y fomentando momentos de comunicación intensa para preparar al paciente y a su familia para el final de vida”, finaliza la especialista. 

Noticias relacionadas

Cuidados paliativos: apoyo para el paciente y su familia

Una herramienta de acompañamiento y contención.

Ver más

Fibromialgia: la temida enfermedad del dolor

Lo variado de sus síntomas hace difícil el diagnóstico y el tratamiento oportuno.

Ver más
Reserva de hora