Clínica Universidad de los Andes / Médicos y Especialidades / Diccionario Médico / Detalle Diccionario Médico

Cirrosis

La cirrosis es una enfermedad que produce reemplazo del tejido funcional del hígado por cicatrices. El daño al hígado puede causar compromiso del estado general, aumento de volumen abdominal, color amarillo de la piel, entre otros síntomas

Cuando se produce daño este tiende a repararse, es en este proceso en que se producen cicatrices que van quitando funcionalidad al órgano. 

Por lo general, la cirrosis no da señales hasta que el daño hepático es significativo. Cuando hay signos y síntomas, estos pueden incluir:

- Fatiga

- Aparición de hematomas y hemorragias con facilidad

- Pérdida de apetito

- Náuseas

- Edema en las extremidades inferiores

- Pérdida de peso

- Picazón en la piel

- Ictericia en la piel y en los ojos

- Acumulación de líquido en el abdomen

- Vasos sanguíneos en forma de araña en la piel

- Enrojecimiento en las palmas de las manos

- En las mujeres, ausencia o pérdida del período menstrual

- En los hombres, disminución del deseo sexual, ginecomastía o atrofia testicular. 

- Confusión, somnolencia y dificultad en el habla

 

Las causas del daño hepático incluyen:

● Consumo excesivo de alcohol: las personas que abusan del alcohol o que son adictas a él tienen mayor riesgo de padecer cirrosis.

● Hepatitis B o hepatitis C: los virus causan estas enfermedades del hígado. Las personas pueden contraer el virus al compartir agujas o al tener relaciones sexuales con personas infectadas.

● Esteatohepatitis no alcohólica (NASH): las personas con esta afección a menudo no beben alcohol. Esta patología se relaciona sobrepeso – obesidad, sedentarismo, dislipidemia, hipertensión arterial y diabetes

El tratamiento depende de su causa y del daño producido en el hígado. 

En la etapa temprana de la cirrosis, se puede minimizar el daño del órgano si se trata la causa base. Las opciones incluyen:

- Tratamiento para la dependencia del alcohol: El médico recomendará un programa de tratamiento para la adicción del alcohol, ya que es fundamental que se deje de beber.

- Pérdida de peso: Si la enfermedad es producida por el hígado graso de causa no alcohólica, es posible que se recuperen si pierden peso y regulan los niveles de azúcar en la sangre. 

- Medicamentos para controlar la hepatitis: Éstos pueden limitar el avance del daño causado por la hepatitis B o C

- Medicamentos para controlar otras causas y síntomas de la cirrosis

Asimismo, el médico llevará a cabo tratamientos para controlar complicaciones de la enfermedad. Ejemplos de ellas:

- Exceso de líquido en el cuerpo

- Hipertensión portal

- Infecciones

- Aumento de probabilidades de cáncer de hígado

- Encefalopatía hepática

En casos de cirrosis avanzada, es necesaria la cirugía de trasplante de hígado.

- Gastroenterólogo

La cirrosis contempla varias causas y complicaciones, por lo tanto, el estudio de los científicos para ampliar los tratamientos, no ha sido exitoso. Se puede realizar una combinación de más cantidad de exámenes para detectarlo, cambios en el estilo de vida y nuevos medicamentos, si se inicia de manera temprana el tratamiento. 

Las últimas investigaciones tienen relación con ayudar a disminuir el avance o incluso revertir la fibrosis que provoca la cirrosis, a través del estudio de las células hepáticas.

Reserva de hora