SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Anorexia

La anorexia o anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que se caracteriza por tener un peso corporal anormalmente bajo, el temor intenso a aumentar de peso y la percepción distorsionada del cuerpo. Cuando tienes anorexia, lo que pasa con frecuencia es que la autoestima va ligada a la delgadez, que puede ser extrema y poner en riesgo la salud e incluso la vida.

Entre el 1 y 2% de las mujeres adolescentes padecen anorexia nerviosa.          

-       Pérdida de peso excesiva.

-       Aspecto delgado.

-       Distorsión de la imagen corporal.

-       Recuento de células sanguíneas anormal.

-       Fatiga.

-       Insomnio

-       Mareos o desmayos.

-       Cabello fino, quebradizo, o pérdida de cabello.

-       Vello suave como pelusa que cubre el cuerpo.

-       Ausencia de menstruación.

-       Estreñimiento y dolor abdominal.

-       Piel seca o amarillenta.

-       Intolerancia al frío.

-       Ritmo cardiaco irregular.

-       Presión arterial baja.

-       Deshidratación.

-       Hinchazón de los brazos o las piernas.

-       Retraimiento social.

-       Irritabilidad.

-        Factores biológicos: existen factores genéticos que hace que algunas personas presenten un mayor riesgo a padecer anorexia.

-        Factores psicológicos: algunas personas con anorexia pueden tener rasgos de personalidad obsesiva compulsiva que les facilitan seguir dietas estrictas y privarse de comer aunque tengan hambre.

-        Factores del entorno: en la cultura occidental se resalta la delgadez. La presión de grupo puede ayudar a fomentar el deseo de estar delgado, especialmente en las mujeres jóvenes.

El tratamiento para la anorexia suele llevarse a cabo con un equipo de médicos, profesionales de salud mental y nutricionistas.

Hospitalización y otros programas: la hospitalización es necesaria en el caso de complicaciones médicas, problemas psiquiátricos o desnutrición grave, o si el rechazo a comer es continuo.

Terapia familiar: esta terapia moviliza a los padres y/o familia a que ayuden al paciente con la recuperación de la alimentación y el peso.

Terapia individual: la terapia cognitivo-individual tiene por objetivo normalizar los hábitos y las conductas de alimentación para apoyar el aumento de peso. Otro objetivo es cambiar las creencias y los pensamientos distorsionados que mantienen la alimentación restrictiva. 

Medicamentos: No hay medicamentos aprobados para tratar la anorexia, sin embargo, los antidepresivos pueden ayudar.