SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Tabaquismo

El tabaquismo es es un hábito nocivo que se asocia con la aparición de múltiples enfermedades, tanto respiratorias como cardiovasculares, y es la primera causa prevenible de muerte en Chile. Se estima que 46 personas mueren al día por causas que se atribuyen al consumo de tabaco.

Cuando se quema un cigarrillo, se generan más de 4.000 sustancias químicas como, por ejemplo, nicotina, alquitrán, amonio, arsénico, DDT, formaldehido y monóxido de carbono, entre otros. Algunos de estos compuestos aumentan la posibilidad de padecer enfermedades cardíacas y pulmonares, accidentes cerebrovasculares, diferentes tipos de cáncer, diabetes tipo 2, problemas oculares, esterilidad e impotencia y enfermedades en dientes y encías.

Además de ser tóxicos, tienen nicotina, la que causa dependencia, así como efectos físicos y sensación de placer. Por esto, al dejar de fumar, se presentan síntomas de abstinencia, como irritabilidad y ansiedad.

Pequeñas o grandes cantidades de tabaco podrían causar adicción y presentar los siguientes síntomas de adicción al tabaco:

Dificultad para dejar de fumar, incluso cuando existen problemas de salud.

Abandonar actividades sociales o recreativas para poder fumar, no asistir a lugares donde no se puede fumar.

Tras un intento por dejar el cigarro, las personas podrían presentar algunos de los siguientes síntomas:

Ansiedad.

Antojos.

Ira o frustración.

Inquietud o incapacidad para concentrarse.

Aumento del apetito.

Insomnio.

Diarrea o estreñimiento.

La causa del tabaquismo se debe a que la nicotina es un producto químico que causa adicción. Es una sustancia muy adictiva y, cuando se inhala el humo del cigarro, éste llega a los pulmones y se libera nicotina rápidamente a la sangre, llegando al cerebro de forma inmediata. En el cerebro incrementan los neurotransmisores, provocando cambios en el ánimo y en el comportamiento de las personas que fuman, produciendo sensaciones placenteras.

Además, existen comportamientos que las personas fumadoras asocian con el cigarrillo como, por ejemplo, situaciones estresantes o al sentirse deprimido, cuando se bebe alcohol, ciertos lugares o amigos, después de una comida, etc.

Cabe destacar, que existen factores de riesgo que pueden incidir en la dependencia al cigarro, tales como, la genética, vivir en un hogar o tener amigos que fuman, probar el tabaco a edad temprana, sufrir de depresión, el consumo excesivo de alcohol y drogas ilegales.

En Clínica Universidad de los Andes ofrecemos un chequeo preventivo a los fumadores activos, así como también a los que dejaron de fumar. Contamos con un equipo de especialistas que está a su disposición para la pesquisa de estas enfermedades, prevenir sus complicaciones y guiarlo para abandonar el hábito tabáquico.

Quienes quieren dejar de fumar y no lo logran, pueden consultar para recibir asesoría y tratamiento, el que puede consistir en:

Medicamentos: existen fármacos sin nicotina o terapias de reemplazo, que son seguros y eficaces a la hora de dejar el cigarro. En este tratamiento se combina un medicamento con efecto a largo plazo y un producto de reemplazo de nicotina con efecto a corto plazo.

Terapia psicológica: la terapia es un tratamiento conductual en donde se ayuda al paciente a desarrollar habilidades para evitar el cigarro a largo plazo. Se entregan técnicas para prepararse a dejar el cigarro y se recibe apoyo durante el proceso.