SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad  es una afección crónica que afecta a millones de niños y a menudo continúa en la edad adulta.  El TDAH incluye una combinación de problemas persistentes como la dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

El TDAH afecta a un 10% de los escolares en Chile.

Las características principales del TDAH incluyen la falta de atención y el comportamiento hiperactivo- impulsivo, los síntomas comienzan antes de los 12 años.

Falta de atención:

-        Poca capacidad para prestar atención a los detalles.

-        Dificultad para permanecer concentrado en tareas o juegos.

-        Dificultad para mostrar interés cuando se le habla directamente.

-        Dificultad para seguir instrucciones.

-        Problemas para organizar tareas y actividades.

-        Evita las actividades que requieren un esfuerzo mental.

Comportamiento hiperactivo- impulsivo

-        Dificultad para estar quieto.

-        Le cuesta permanecer sentado en la sala de clases o en otras situaciones.

-        Va de un lado para otro o trepa en situaciones no apropiadas.

-        Problemas para jugar o realizar actividades tranquilas.

-        Habla demasiado.

-        Dificultad para esperar su turno.

-        Interrupción de conversaciones, juegos o actividades de otros.

Los factores que pueden estar involucrados en el desarrollo del trastorno por déficit de atención e hiperactividad  incluyen la genética, el medio ambiente o problemas con el sistema nervioso central en momentos clave del desarrollo.

Actualmente, los medicamentos estimulantes (psicoestimulantes) son los más recetados para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Estos medicamentos ayudan a mejorar los signos y síntomas de falta de atención e hiperactividad, a veces de manera eficaz en un período de tiempo breve.

Psicoterapia conductista: ayuda a aprender estrategias de cambio de conductas, tales como sistema de recompensas simbólicas y técnicas de tiempo de reflexión, para lidiar con situaciones difíciles.

Capacitación en habilidades sociales: con este tipo de capacitación, los niños pueden aprender comportamientos sociales apropiados.

Capacitación en habilidades parentales: con este tipo de capacitación, los padres desarrollan maneras de entender y guiar la conducta de sus hijos.

Terapia familiar: ayuda a los padres y hermanos a enfrentar el estrés de vivir con alguien que padece este trastorno.