The specified form no longer exists or is currently unpublished.
Mi Clínica UANDES

Contacto

Avda. Plaza 2501, Las Condes, Santiago. Chile

Mesa Central (56) 22 618 3000

Reserva de Horas (56) 22 618 3100

Rescate (56) 22 826 1111

contacto@clinicauandes.cl

Mi Clínica UANDES

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Le recordamos que se mantiene la obligación de usar mascarilla en todo momento en los recintos de salud.

Clínica Universidad de los Andes / Noticia

La importancia del ácido fólico en el embarazo

Este nutriente es esencial para el desarrollo de variados órganos fetales.
la-importancia-del-acido-folico-en-el-embarazo

El ácido fólico es un componente primordial y su déficit puede causar defectos congénitos del cerebro, como anencefalia, y de la columna vertebral, como espina bífida.

Se trata de una vitamina hidrosoluble que se encuentra de manera natural en una serie de alimentos, como verduras, hojas verdes oscuras, jugos y frutas cítricas, y que en Chile además se le añade a la harina de trigo, por lo que 100 gramos de pan marraqueta aportan aproximadamente 0,2 miligramos de ácido fólico, que es la mitad de la ingesta diaria recomendada a las mujeres embarazadas.

Con respecto a la importancia del consumo de ácido fólico, el Dr. Arturo Soldati, ginecólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que “es fundamental para la síntesis de ADN, que contiene la información genética para el desarrollo y funcionamiento de todo el organismo. También, para la síntesis de ARN o ácido ribonucleico, que es fundamental para el desarrollo de las proteínas estructurarles y crecimiento celular, y para transmitir la información genética”.

“Por otro lado, para la síntesis de metionina a partir de la homocisteinemia. Por lo tanto, el déficit de ácido fólico puede generar síntesis decreciente de metionina y acumulación de homocisteina, aumentando el riesgo de enfermedades cardíacas y crónicas”, agrega.

En relación con qué puede ocurrir si existe déficit de ácido fólico durante el embarazo, el Dr. Soldati, comenta que esta condición “inhibe la síntesis de ADN para el desarrollo de distintos órganos fetales, en especial el tubo neural. El desarrollo del tubo neural ocurre precozmente en la vida embrionaria entre las 8 semanas (18 días post concepción) hasta las 13 semanas. Esto se traduce en defectos congénitos del cerebro (anencefalia) y de la columna vertebral (espina bífida)”.

“Estos defectos de cierre del tubo neural ocupan la segunda causa de malformaciones congénitas, después de las cardiopatías, y tienen una incidencia de 2 a 3 casos por cada 1000 nacidos vivos, y un riesgo de recurrencia del 3-5% en el segundo embarazo” cuenta el Dr. Soldati.

Entre las principales causas de por qué se produce un déficit de ácido fólico en el embarazo, destacan la ingesta inadecuada o problemas de absorción, o las interferencias producidas con medicamentos, como drogas antineoplásicas y anticonvulsivantes.

“Otra causa de deficiencia es el embarazo mismo, ya que el feto en desarrollo consume rápidamente los depósitos maternos de ácido fólico. A partir del año 1992, el Servicio de Salud Pública recomienda a todas las mujeres en edad fértil a ingerir una dosis de 0,4 miligramos de ácido fólico al día desde el periodo preconcepcional, es decir, desde antes de quedar embarazada la mujer debe iniciar el consumo de ácido fólico, y mantenerlo hasta los primeros 3 meses o 12 semanas de embarazo”, sostiene el doctor Soldati.

Para garantizar que se está cumpliendo la recomendación de 0,4 miligramos de ácido fólico al día, existen varias estrategias:

  • Promover el consumo de cereales y avena.
  • Incentivar el consumo de pan, ya que desde el año 2000 la harina de trigo en Chile es fortificada con ácido fólico. Por lo tanto, 100 miligramos de pan marraqueta, aportan 0,2 miligramos de ácido fólico
  • Usar polivitamínicos con ácido fólico como suplementación (600 mcg de ácido fólico) en el embarazo.
  • En el caso de mujeres con antecedentes de haber tenido un recién nacido con defectos del tubo neural, se debe asegurar una ingesta mayor de ácido fólico, con suplementación específica.

“Seguir estas recomendaciones es fundamental. Frutas, verduras, legumbres y harinas son enriquecidas con esta vitamina que es tan importante, así que es fundamental ingerirlas diariamente”, dice el Dr. Soldati. 

Noticias relacionadas

Embarazo: ¿Qué deporte puedo practicar en esta etapa?

Yoga, pilates o natación son algunas prácticas recomendadas.

Ver más

Calor y embarazo: 5 recomendaciones para sobrevivir a las altas temperaturas

Estar cómoda, cuidar la alimentación e hidratación y protegerse del sol pueden ayudar en esta época.

Ver más
Reserva de hora