SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Cáncer cervicouterino

Es un tumor maligno del cuello del útero, parte que va entre el útero y la vagina. Está relacionado a la infección persistente por virus papiloma humano.

Es responsable de la muerte de cerca de 600 mujeres cada año en Chile. Afecta a mujeres de cualquier edad, pero es más frecuente entre los 30 y 40 años, y entre los 55 y 65 años.

Puede prevenirse detectando precozmente la infección de virus papiloma humano con los exámenes del control ginecológico anual.

Existen dos tipos principales de cáncer de cuello del útero:

-          Carcinoma epidermoide: se da en las células que recubren la parte externa del cuello del útero. La mayoría corresponde a este tipo.

-          Adenocarcinoma: se origina en las células que recubren el canal cervical.

-          Sangrado posterior a relaciones sexuales: es el síntoma inicial más habitual.

En etapas más avanzadas puede producir:

-          Sangrado genital (vaginal) abundante

-          Flujo genital de mal olor

-          Dolor pélvico

-          Dolor lumbar

Infección persistente por virus papiloma humano.

Cirugía: está indicado para los casos iniciales. Puede consistir en extirpar solamente el tumor en una conización cervical, extirpar el cuello uterino completo (traquelectomía) o extirapar el útero completo (histerectomía total o radical). Además, se debe evaluar el compromiso ganglionar con la técnica del ganglio centinela o con linfadenectomía pélvica completa.

En los casos más avanzados se requiere tratamiento con radioterapia y quimioterapia.

Radioterapia:

Mediante radiación, se destruyen las células cancerosas.

Existen dos opciones para recibir la radioterapia:

-          De manera externa: el paciente recibe la radiación que entrega una máquina llamada acelerador lineal. Se dirigen los rayos desde fuera del cuerpo. Es necesario ir varias veces al centro médico para realizárselo, según las dosis indicadas.

-          De manera interna: se llama braquiterapia y consiste en que se instala un dispositivo con radiación en el interior del útero y vagina, el que va eliminando paulatinamente la radiación, de acuerdo a las dosis indicadas por el médico.

Quimioterapia: tratamiento que consiste en combatir las células cancerosas con ciertos medicamentos, los que se pueden inyectar. En el caso del cáncer cervicouterino la quimioterapia se da en conjunto a la radioterapia.