SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)

La esclerosis lateral amiotrófica, es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, que destruye las células nerviosas de manera progresiva y causa discapacidad. Afecta principalmente a las células motoras del cerebro y médula espinal, las que gradualmente se rompen y mueren.

El diagnóstico es principalmente clínico junto a la realización de un examen llamado electromiografía y velocidad de conducción nerviosa.

En general, la enfermedad ELA es hereditaria e infrecuente. El riesgo de padecer ELA es mayor con la edad, siendo más frecuente entre los 40 y los 60 años.

-       Dificultad para caminar o hacer las actividades diarias.

-       Tropiezos y caídas.

-       Debilidad en las piernas, pies o tobillos.

-       Dificultad de tragar o balbuceo.

-       Calambres musculares y fasciculaciones en los brazos, hombros y lengua.

-       Dificultad para sostener la cabeza o mantener una postura correcta.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es hereditaria entre un 5 a 10% de los casos, el resto no tiene causa conocida, sin embargo, puede producirse debido a una mutación genética, un desequilibrio químico, una respuesta inmunitaria desorganizada, una mala administración de las proteínas

No existe un tratamiento que revierta el daño de la esclerosis lateral amiotrófica, pero sí pueden retrasar el avance de los síntomas, prevenir ciertas complicaciones y entregar autonomía y comodidad a la persona.

Medicamentos:

-        Riluzol: este medicamento parece enlentecer el avance de la enfermedad en algunas personas, se toma por vía oral.

-        Edaravone: este medicamento reduce el deterioro del funcionamiento cotidiano, se administra por vía intravenosa entre 10 y 14 días seguidos, una vez al mes.

Atención respiratoria: con el tiempo existe cierta dificultad para respirar, dado a que los músculos se debilitan, para este problema existe la ventilación mecánica que ayuda a respirar, inicialmente puede ser ventilación mecánica no invasiva con CPAP. Luego podría ser necesaria una traqueotomía.

Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede ayudar con el dolor, el caminar, la movilidad, la inmovilización y los equipos para obtener independencia.

Terapia ocupacional: un terapeuta ocupacional, puede ayudar a encontrar modos de mantener la independencia, pese a la debilidad en las manos y los brazos.

Terapia del habla: la esclerosis lateral amiotrófica afecta los músculos que usas para hablar, la comunicación es un asunto problemático para las personas con ELA avanzada. Un profesional puede enseñar técnicas de adaptación para hacer que el habla se entienda con mayor claridad.

Apoyo nutricional: un equipo trabaja con el paciente y su familia para garantizar una óptima alimentación, es decir que los alimentos sean fáciles de tragar y que satisfagan las necesidades nutricionales.

Apoyo psicológico y social: psicólogos y asistentes sociales pueden proporcionar apoyo emocional para el paciente y su familia.