SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Sinusitis o rinosinusitis

La rinosinusitis consiste en la inflamación de la cavidad nasal y los senos paranasales, cavidades situadas detrás de la frente y mejillas, y que están revestidas de una capa mucosa (produce moco). Al inflamarse los senos paranasales, aumenta la producción de moco, la mucosidad se acumula y los conductos se pueden bloquear. En la gran mayoría de los casos, esto tiene un origen viral (resfriado común) y, muy rara vez, ocurre una sobreinfección bacteriana. Se calcula que un 1% de los niños padecerá sinusitis cada año y es la principal causa de sobreindicación de antibióticos (indicación de estos medicamentos cuando no son necesarios).

Existen dos tipos de sinusitis, según el tiempo de evolución de la enfermedad:

-        Aguda: dura menos de cuatro semanas y no deja daño en la mucosa.

-        Crónica: dura más de doce semanas, con cambios crónicos en la mucosa, el tejido óseo, retención de secreciones y posible aparición de pólipos.

-        Obstrucción, congestión nasal o sensación nariz tapada.

-        Mucosidad que cae hacia adelante o hacia atrás (descarga posterior) independiente del color.

-        Alteración del olfato.

-        Dolor de cabeza, facial o sensación de inflamación alrededor de los ojos, las mejillas, la nariz o la frente.

-        Alteraciones del olfato.

-        Halitosis (mal aliento).

-        Dolor de dientes.

-        Tos.

-        Fatiga.

-        Fiebre (es habitual sólo en la sinusitis aguda).

-        Reducción del sentido del gusto.

La principal causa de la rinosinusitis es el resfrío. De hecho, el resfrío es una rinosinusitis aguda viral y la causa más común de inflamación sinusal. Además, influyen factores de la anatomía del cuerpo como el tabique desviado que dificulta que las secreciones nasales se drenen correctamente, problemas inmunológicos o genéticos, como la fibrosis quística.

Es importante aclarar que la gran mayoría de las rinosinusitis no necesitan tratamiento antibiótico porque son de causa viral y que la presencia de fiebre, mocos amarillos o verdes o dolor facial no implican que exista una sobreinfección bacteriana y, por ende, se requieran antibióticos.

Contamos con un equipo multidisciplinario de expertos enfocados en entregar un diagnóstico certero y con la más moderna tecnología para tratar y recuperar a nuestros pacientes de sinusitis.

Tratamiento farmacológico: se indican descongestionantes que se rocían en la nariz varias veces al día, lavados y pufs nasales. Se estima que entre un 30 y 40% de los pacientes evolucionan favorablemente ante este tratamiento.

Además, el médico podría recomendar analgésicos para reducir los síntomas o corticoesteroides inyectables u orales para aliviar la inflamación de la sinusitis grave.

Cirugía endoscópica de los senos paranasales: se realiza cuando los medicamentos y descongestionantes no tienen efecto. En este procedimiento el médico utiliza un endoscopio para explorar las fosas de los senos paranasales. Según la fuente de obstrucción, el médico podrá utilizar diversos instrumentos para retirar el tejido o quitar un pólipo que esté provocando la congestión nasal. En ocasiones, es necesario ampliar la apertura de los senos paranasales estrechos para fomentar el drenaje.