SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Trastornos de Personalidad

Tipo de trastorno mental en el que existe un patrón de pensamiento, desempeño y comportamiento bien definido y poco saludable. Una persona con este trastorno tiene problemas para percibir y relacionarse con las situaciones y las personas. Los trastornos de personalidad generalmente se configuran hacia el final de la adolescencia y en la adultez temprana.

Los tipos de trastornos de la personalidad pueden ser: 

-       Pensamientos o comportamientos que resultan excéntricos o extraños (Ej. Personalidad paranoide).

-       Pensamientos o comportamientos en que predomina lo dramático, la excesiva emotividad o lo impredecible (Ej. Personalidad histriónica).

-       Pensamientos o comportamientos con predominio de la ansiedad o el temor (Ej. Personalidad evitativa).

 

 

La personalidad es la combinación de pensamientos, emociones y conductas que hacen a cada ser único. Esta se configura durante la infancia y en ella incide la interacción de lo siguiente:

Los genes: que determinan que ciertos rasgos de la personalidad se transmiten de padres a hijos.

El entorno: el ambiente donde uno crece y se desarrolla, los acontecimientos que la persona va experimentando durante su vida y el estilo de relación con familiares y otras personas.

-       La psicoterapia: puede ser una terapia principalmente conversacional, con orientación cognitivo-conductual o más específicamente con elementos conductuales dialécticos dependiendo de la sintomatología del paciente.

-       Entrenamiento para las habilidades sociales: aprender formas saludables de controlar los síntomas y reducir conductas que interfieren con el desempeño personal y las relaciones con los demás.

-       Terapia familiar: proporciona apoyo y educación a las familias que tienen un familiar con este trastorno y que deben interactuar con él.

-       Tratamiento farmacológico: distintos tipos de medicamentos psiquiátricos pueden ayudar a manejar algunos síntomas del trastorno de la personalidad, como antidepresivos, estabilizadores del ánimo, medicamentos antipsicóticos y ansiolíticos.